In Sin categoría

A continuación os damos unos pasos para mantener tu estufa en perfecto estado y de este modo, permanecer calentit@ en casa.

Para asegurar un optimo rendimiento de la estufa, es conveniente revisarla periódicamente. Como el aislante que sella la junta de la puerta de nuestra estufa se ha estropeado, vamos a cambiarlo por otro nuevo. De esta manera, evitaremos la salida de humos y gases.

Paso a paso del mantenimiento de una estufa

Paso 1
En primer lugar desmontamos la puerta de la estufa y la colocamos sobre una superficie plana, para trabajar con mayor comodidad.

Paso 2
Luego, retiramos el material aislante, a ser posible entero, haciendo palanca con un destornillador.

Paso 3
Teniendo como referencia esta pieza, cortamos a medida el nuevo cordón de fibra de vidrio trenzada, que deberá tener el mismo grosor que el antiguo.

Paso 4
Limpiamos bien los restos de adhesivo que se nos hayan podido quedar en la junta, con un paño humedecido en alcohol.

Paso 5
Una vez que la superficie este limpia y seca, damos un pegamento cerámico, resistente a altas temperaturas.

Paso 6
A continuación, colocamos el cordón y lo presionamos, para que se adhiera bien.

Paso 7
Una vez que el producto se haya secado, ya podemos poner de nuevo la puerta en la estufa.

Paso 8
Remataremos el trabajo, limpiando el cristal de la puerta con un decapante especial para cristales de estufas y chimeneas. Aplicamos el producto sobre la zona a limpiar y dejamos que repose unos segundos, para que las manchas se despeguen.

Paso 9
Finalmente, pasamos un trapo o un papel absorbente.

Paso 10
De esta forma tan rápida y sencilla, hemos conseguido sellar totalmente la puerta de la estufa, dejando el aparato listo para su uso. Una forma sencilla para mantener nuestra estufa en perfecto estado.

Recommended Posts

Leave a Comment


*